Pues seguimos con buenas noticias (ironía). Danny Boyle ha abandona la producción de Bond 25.

Todo hace indicar que Boyle dejó el proyecto, a pocos meses de rodar, por «diferencias creativas». Vamos, que se ha peleado con alguien gordo.

Pues resulta que sí. Parece ser, que el motivo del abandono han sido las constantes peleas con Daniel Craig y el enfoque que tenía cada uno del villano y la historia. Uno (Boyle) querías montar una historia al más puro estilo guerra fría mientras que Craig no quería eso. Todos aceptaron, menos Craig y parece ser que el actual James Bond no quiere pelearse contra rusos.

Ahora esperar y ver quien sustituirá a Danny Boyle en el rol de director. Lástima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *