Imprimir
PDF

Reseña de Valerian y la ciudad de los mil planetas

on 18 Agosto 2017.

Tal vez no lo sepan: 'Valerian y la ciudad de los mil planetas' es la adaptación cinematográfica de una serie de historietas de ciencia ficción (bastante ingenuas) creadas por el guionista Pierre Christin, el dibujante Jean-Claude Mézières y la colorista Évelyne Tranlé a finales de los años 60. Y puede que tampoco lo sepan, pero con ella ocurre algo parecido a lo que ocurría en 2012 con 'John Carter', película con la que comparte no pocos elementos (en especial su sabor añejo): Que llega a la gran pantalla con la sensación de ser un eco de según que obras a las que en realidad sirvió de inspiración (en otra vida, y en otro momento).

En cualquier caso da igual, que da lo mismo. Un nombre sigo sobresaliendo por encima de cualquier cosa que se interponga en nuestro camino hacia las estrellas. Y es efectivamente, es el de Luc Besson. Genio y figura, amo y señor. Dios todopoderoso, madre del amor hermoso, llena eres de gracia. Y si bien la referencia de 'John Carter' es muy oportuna, todavía lo es mucho más la de 'El quinto elemento'. Por supuestísimo. Porque a efectos prácticos, comparte con aquella una buena parte de los mismos aciertos y errores. O al menos la sensación, oportunista o no, viene a ser virtualmente parecida.

La diferencia principal, aparte de Bruce Willis, es que lo que en aquella era irregular en esta va de más a menos, con un tramo inicial fantástico que a medida que avanza se va desinflando de sobrepeso, hasta languidecer en un tramo final ni mucho menos tan fantástico. Quizá, y esta es mi hipótesis, porque es difícil ser un Dios. Como lo es alguien como Luc Besson en una producción tan ensimismada como 'Valerian y la ciudad de los mil planetas', el sueño de toda una vida esculpido a su medida, no tanto a la medida de una audiencia internacional que pueda ser capaz de sufragar los 200 millones de dólares de su presupuesto.

El problema, el habitual cuando alguien puede ser todocaprichoso, la desmesura y la falta de equilibrio. Peor, la desmesura y la falta de equilibrio de un cineasta independiente con orgullo, y además, francés, como es el Sr. Besson. Y a riesgo de prejuzgar, prejuzguemos: Como si nadie se hubiera atrevido a decirle nada al que en otra vida, desconozco si en esta también, había quién llamaba el Spielberg francés. Como si no hubiera habido alguien, un guionista, un productor o un montador a su lado como contrapeso, como si lo ha habido en el acompañamiento musical, una vez más, con ustedes, el fantástico Sr. Desplat.

La sensación es que a Besson, de igual manera que 'Alien: Covenant' a Ridley Scott, se le va de las manos, dejando tras de sí una producción que no acaba de encontrarse a pesar de encontrarse muy cómoda, muy a gusto consigo misma. Peor aún, que no acaba de unir, de forma fluida y orgánica, su pasado con el presente como por ejemplo, si ha logrado hacer James Gunn con 'Guardianes de la Galaxia' (a pesar de mis pesares). El resultado, similar al generado por 'John Carter', otra anticuada aventura vestida de superproducción a la última cuya alegría infantil no encontró su lugar ni en este mundo, ni en este tiempo.

Todo ello a pesar de sus bondades, tales como la más evidente: Su excelente acabado audiovisual. Todo ello a pesar de su colorida excentricidad, la misma 20 años después que ya teñían 'El quinto elemento', no por casualidad el sucedáneo que hizo Besson cuando no podía pagarse lo que ahora si ha podido. Una oda no tan entretenida como aquella a su adolescencia, como podía serlo también el 'Mortadelo' de Javier Fesser. A ese tebeo cuyo único pecado, quién sabe, si lo es, tal vez, es no pertenecer a ese modelo que tanto adorna, vende e intimida de los cómics venidos desde el no tan cercano país de las barras y las estrellas.

Quizá sea así, o quizá no lo sea. Es lo que tiene opinar sin saber de la misa la media: Tan ensimismado estaba Besson con su sueño que, como aquel que dice, no reparo que estaba en su Twin Peaks particular. Esto es, se ha dejado llevar por la ilusión, y el bolsillo de quién, prejuzgando de forma gratuita, insisto, no ha tenido una visión más global que la de meter a Kris Wu de cara a Oriente. La película es como un primer montaje que no ha sido debidamente supervisado, fiel reflejo de un guión que como evidencian los personajes de Clive Owen, Rihanna o el propio Wu, tampoco ha sido convenientemente revisado por un adulto.

Un monstruo, pero sobre todo, un monstruo para sí misma equivalente al "Canker" aquel de Jacob Tremblay.

La ingenuidad de la obra original, y la propia y sorprendente ingenuidad de Besson, chocan contra la falta de ingenuidad de un público acomodado a las luchas de poder entre DC y Marvel, Star Trek y Star Wars, Netflix y el sentido común, etc, etc. Hablando por hablar, por supuesto, y reduciendo a 'Valerian y la ciudad de los mil planetas' a un bonito, exhuberante y anticuado coqueteo con el despropósito que hay que abrazar con la misma simpática sonrisa cómplice de Dane DeHaan y Cara Delevingne. Como si de otra vida se tratara, como si de otro universo fuera en dónde bastase con darse la mano al son de David Bowie para ser feliz.

 

Puntuación: 7

 

Albert Rodríguez

Escribir un comentario

ESTRENOS

Viernes 8 de septiembre

- IT

- Churchill

- El amante Doble

- Los misteriosos asesinatos de Limehouse

- Yellowbird

- La Escala

 

TAQUILLA

TAQUILLA ESPAÑA

1- Tadeo Jones 2
2- Verónica
3- El otro guardaespaldas
4- Valerian
5- Emoji
6- La Torre Oscura
7- Rey Arturo
8- La seducción
9- Dunkerque
10- Spiderman: Homecoming

TAQUILLA USA

1- El otro Guardaespaldas
2- Annabelle: Creation
3- Wind River
4- Ballerina
5- La suerte de los Logan
6- Dunkerque
7- Spiderman: Homecoming
8- Emoji
9- Gru 3
10- Girls Trip

LAS + TAQUILLERAS

1- Avatar
2- Titanic
3- Star Wars Episodio VII
4- Jurassic World
5- The Avengers
6- Fast & Furious 7
7- Avengers: La Era de Ultrón

8- Harry Potter y las Reliquias de la Muerte Parte II
9- Frozen: El Reino del Hielo
10- La Bella y la Bestia

RECOMENDACIONES

EN CARTELERA

- Verónica

- Valerian

- El Rey Arturo