7.6

Hereditary

Director

Ari Aster

Genre

Drama , Horror , Mistery

Stars

Toni Collette, Gabriel Byrne, Alex Wolff, Milly Shapiro, Ann Dowd

Writer

Ari Aster

Producer

PalmStar Entertainment / Windy Hill Pictures. Distribuida por A24

Runtime

126 min.

Deals
Release Date

2018

Cosas extrañas comienzan a suceder en casa de los Graham tras la muerte de la abuela y matriarca, que deja en herencia su casa a su hija Annie. Annie Graham, una galerista casada y con dos hijos, no tuvo una infancia demasiado feliz junto a su madre, y cree que la muerte de ésta puede hacer que pase página. Pero todo se complica cuando su hija menor comienza a ver figuras fantasmales, que también empiezan a aparecer ante su hermano.

Difícil es la misión de sorprender al espectador con el terror. Más correcto sería decir complacer al espectador. “Todos” sabemos de todo y “Todos” sabemos la fórmula perfecta para que algo sea brillante (en nuestro ego).
Pues bien. Si hasta ahora solo funcionaban las fórmulas de James Wan y los remakes del género de terror, una nueva corriente ha ido emergiendo desde lugares varios. El terror psicológico está aquí.
“It follows”, “Babadook”, “The Witch”, “Déjame Salir”… cine de horror/terror en toda regla. Ari Aster lo sabía, director novel de “Hereditary”. En la operación sumas a los productores de “The Witch” y te sale una de las mejores películas de terror de la década. “Hereditary”.

 

 

“Hereditary” abre con un inicio prometedor, perturbador, absorbente… ¿A dónde narices me llevará este viaje? Pues a pasarlo realmente mal.
Naturalmente en todo tipo de película de este tipo hay un truco primordial. Ese es… entrar en él. Si no entras o no juegas, no disfrutarás de esta partida.
Aquí no hay sustitos baratos arreglados con un estruendoso piano o sintetizador. Esto es el pasaje del terror de una familia que pasa por momentos locos que desencajan a cualquiera. Como el drama o la pérdida es el terror real. Sin desvelar nada de la película, hay que estar atentos en los pasos de esta peculiar familia. Rodada en ocasiones como si de una casa de muñecas se tratara, nos conducirá la cámara, de forma muy inteligente, por los momentos más atroces que uno pueda esperar. La pérdida de alguien de la forma más inusual. Y como la tristeza deriva a la verdad de todo.

 

Todo esto no sería posible sin una dirección y un guión literario que te absorbe. Pero si encima añades unos personajes llevados hasta lo más hondo. Todo gira solo.
Toni Collete está enorme. Se lleva la palma en su interpretación (y sí) digna de Oscar. Sus primeros planos son los que realmente aterran, como su mirada de terror te contagia en cada momento su angustia y malestar. Pero también se merecen un “homenaje” el gran retorno de Gabriel Byrne, el joven y prometedor Alex Wolff y la extrañísima pero bien escogida Milly Saphiro.

Menudo viaje en esta casa de muñecas donde una familia lo pasa realmente mal, cerrando con unos 10 minutos finales petrificantes… y extraños, porque no decirlo.
“Hereditary” es una nueva joya y claro que tiene errores… pero de eso también va esta película. Queremos más. Queremos seguir pasándolo mal.

Albert Rodríguez

Puntuación: 8’5/10
Lo mejor: Las interpretaciones llevadas a límites inesperados, sobretodo Toni Collete y Alex Wolff. Ver de nuevo a Gabriel Byrne en pantalla grande. Como se narra este cuento macabro hasta llegar al éxtasis. Las escenas grotescas. El final.
Lo peor: La manía de mucha gente en creer que el cine de terror son sustos gratuitos y no querer entrar en estos juegos familiares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sorry, no post found.

8.5

Great

Trivia

  • Lo mejor: Las interpretaciones llevadas a límites inesperados, sobretodo Toni Collete y Alex Wolff. Ver de nuevo a Gabriel Byrne en pantalla grande. Como se narra este cuento macabro hasta llegar al éxtasis. Las escenas grotescas. El final.

Goofs

  • Lo peor: La manía de mucha gente en creer que el cine de terror son sustos gratuitos y no querer entrar en estos juegos familiares.